El Shedding durante los tratamientos contra la calvicie

Muchas personas que sufren de calvicie o alopecia (y están en tratamiento), saben de sobra lo que es el shedding, aunque posiblemente no lo conozcan con este nombre. En esencia, el shedding es la pérdida temporal de cabello que sucede frecuentemente al inicio de muchos tratamientos contra la calvicie. Esta pérdida es pasajera y no debería suponer una preocupación.

Los usuarios de Minoxidil y Finasteride, frecuentemente se quejan de experimentar shedding al inicio de sus tratamientos, e incluso durante el curso de estos. A continuación veremos en qué consiste el shedding, cuál es su causa y que es lo que se debe hacer cuando aparece.

El shedding es normal

Como ya hemos mencionado, es muy común que aparezca shedding durante el inicio de tratamientos contra la calvicie. Muchas personas, han reportado una caída incrementada de cabellos durante el inicio de sus tratamientos con Finasteride (Propecia) y Minoxidil.




Lógicamente, las personas que no están al tanto de esto, terminan aterradas y bastante confundidas, ya que lo último que esperan es perder más cabello luego de haber reunido el suficiente valor para lanzarse en una lucha contra la calvicie.

El shedding suele durar unas cuantas semanas, y en algunos casos también meses, esto depende de la terapia contra la calvicie y también de las características fisiológicas propias de cada persona.

¿Qué es el shedding?

En primer lugar, es importante aclarar que el shedding no es precisamente un empeoramiento de la calvicie, sino más bien una fase de transición en la cual los folículos pasan de la etapa de crecimiento a la fase de reposo. No son folículos que están muriendo o deteriorándose, por lo tanto no es necesario alarmarse.

De hecho, estos folículos pasan a una fase de descanso o reposo para luego comenzar a producir nuevo cabello después de unos meses. Hay que recordar que los folículos pilosos tienen ciclos de vida y esto es así tanto para las personas que padecen calvicie como para las que no.

El shedding, es una pérdida aparente de pelo en la cual los folículos dejan de producir fibra capilar, pero lo harán luego de un tiempo y en algunos casos, con más vitalidad que antes (si el tratamiento está funcionando).

Como hemos mencionado, el shedding forma parte del ciclo capilar en todas las personas. Sin embargo, hay que tener en cuenta que en quienes sufren la calvicie, el shedding cursa con proceso de miniaturización del folículo piloso (cuando no se está empleando ninguna medida para contrarrestar esto).

En otras palabras, quienes tienen calvicie y pasan por shedding, pueden ver que luego de unos meses, vuelve a crecer cabello pero cada vez más débil y con ciclos de vida más cortos. Si la calvicie avanza, este cabello termina convirtiéndose en vello o desaparecer por completo.

Lo que queremos que quede claro, es que el shedding por sí mismo, no forma parte del proceso de calvicie. Solo es una etapa de descanso del folículo. Luego de pasada esta etapa de reposo, el cabello volverá a crecer de forma normal o incluso en mejores condiciones si la calvicie está controlada. Si no es así, el nuevo ciclo capilar mostrará pelo cada vez más delgado y fino.

El shedding luego de los tratamientos más comunes contra la calvicie

El shedding, es una de las principales causas por las cuales la gente suele pensar que su tratamiento contra la calvicie no está funcionando. Con frecuencia, quienes comienzan a usar Minoxidil o Finasteride, experimentan luego de unos días o semanas algo de shedding.

La intensidad del shedding depende de cada persona. Por lo general, el shedding luego de iniciar un tratamiento se inicia durante los primeros tres meses.

¿Qué dicen los estudios?

Hace poco, ciertas investigaciones que emplearon foto-tricogramas digitales, demostraron que efectivamente, existe una cantidad medible de shedding durante los primeros tres meses de uso de Minoxidil. A los seis meses, quienes pasaron por este shedding comenzaron a recuperar el pelo perdido incrementando incluso la densidad de la fibra.

A los 12 meses de uso del Minoxidil, quienes habían experimentado shedding mostraron una densidad de cabello notablemente mejorada: el diámetro de la fibra era más grueso que al inicio del tratamiento y en comparación con quienes no habían utilizado Minoxidil.

Hay que hacer notar que el shedding puede estar presente tanto en hombres como en mujeres.

¿Cuánto dura el shedding?

El shedding es temporal siempre y cuando se continúe con el tratamiento. Eventualmente, luego de unos meses que pueden ser 3, 6 o incluso 12, el shedding habrá desaparecido y el cabello comenzará a crecer nuevamente.

¿Por qué se produce el shedding?

Aún no existe una respuesta a esta pregunta y las investigaciones siguen en curso, sin embargo hay algunas teorías.

Algunos investigadores piensan que los folículos del pelo, son en cierta medida inflexibles durante la fase de producción de pelo (fase anágena). Por lo tanto, cuando reciben un estímulo, por ejemplo un nuevo tratamiento que estimula el crecimiento de cabello, los folículos en plena fase anágena no pueden generar cabello de mejor calidad durante el presente ciclo.

Lo que sucede, es que el folículo detiene la fase anágena (de crecimiento) para iniciar un nuevo ciclo en el cual generará cabello de mejor calidad. Al detenerse la fase anágena, el cabello existente se desprende y esto es lo que genera el shedding.

Luego de este periodo de reestructuración, los folículos vuelven a producir cabello el cual, si el tratamiento es el indicado, puede ser como ya hemos dicho de mayor calidad.

¿El shedding es un signo de que el tratamiento está funcionando?

Si. Incluso con lo deprimente que puede ser ver caerse el cabello al inicio de un tratamiento, el shedding es un signo importante de que el tratamiento está funcionando.

El shedding es el primer aviso de que la fisiología del folículo piloso está comenzando a cambiar debido a la influencia de un tratamiento.

¿Cuáles son los tratamientos que producen shedding?

Hasta el momento ha habido reportes de shedding en pacientes que utilizan Finasteride, Dutasteride, Minoxidil, e incluso en terapias menos convencionales que incluyen productos naturales como el Saw Palmetto.



Comparte este artículo

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *